Spanish Chinese (Simplified) English French Italian Portuguese
Jueves, 19 Octubre 2017

PARQUE ARQUEOLOGICO ALTO DE LOS IDOLOS

 

El Alto de los Ídolos, localizado en jurisdicción del municipio de Isnos, hace parte del Parque Arqueológico Nacional de San Agustín, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es el segundo sitio en importancia en cuanto a número y concentración de piezas arqueológicas, pues allí pueden apreciarse 23 estatuas que constatan la extraordinaria capacidad escultórica de la cultura agustiniana.

Desde la entrada parte un sendero empedrado de 300 m, que conduce a un terraplén artificial construido en tiempos prehispánicos, el cual une las denominadas Meseta A y Meseta B. Allí, distribuidos en siete montículos de tumbas monumentales con dólmenes (especie de mesa hecha con lajas de piedra colocadas de plano sobre piedras verticales), se localizan sarcófagos de gran tamaño, algunos de los cuales conservan sus tapas talladas; además de esculturas antropomorfas y zoomorfas.

El recorrido puede realizarse en una hora de caminata por un terreno ondulado con hermosa vegetación nativa. Algunas de las piezas que mayor atractivo tienen para los visitantes a la región están localizadas en este sitio, entre ellas la pieza de mayor tamaño, que presenta un poco más de 5 m de altura; también, figuras con forma de lagarto o caimán, así como esculturas en las que aún se alcanzan a notar restos de las pinturas usadas por los agustinianos, y los motivos decorativos del atuendo.

SALTO DE BORDONES

 

Una caída de agua resalta en la pared de piedra del cañón cuando el río Bordones, que llega tranquilo a la orilla de la montaña, cae con fuerza cientos de metros abajo y se pierde entre la vegetación y los bosques espesos, que no dejan ver el final de la cascada.

Desde las montañas próximas se aprecia la belleza del cañón y el salto de Bordones, considerado por mucho tiempo el más alto de Colombia, con sus aproximadamente 400 m, hasta que descubrieron la cascada La Chorrera, en Choachí (Cundinamarca), de 590 m.

Esta cascada se presenta cuando el río Bordones, que nace en el páramo de Puracé, se ve obligado a descender el cañón en caída libre en unos cuatro saltos y seguir su camino en búsqueda del río Magdalena. Este lugar, además, marca límites entre los municipios de Isnos y Saladoblanco.

Desde Isnos, el trayecto es de 14 km. La vía pasa por el Parque Arqueológico Alto de las Piedras y llega luego a la vereda Bordones. La altura sobre el nivel del mar, de 1.800 m aproximadamente, posibilita que en ciertos tramos de este río se pesquen especies como la trucha, alimento que se puede degustar en los restaurantes de la vereda.

Aquí podras encontrar un sorprendente hotel , rodeado de naturaleza y tranquilidad que guarda el equilibrio entre lo natural y lo moderno.

 

 

SALTO DE MORTIÑO

 

La quebrada del Mortiño, que corre entre fincas y bosques, rompe la cotidianidad del paisaje cuando llega al borde de la montaña y cae a un cañón que el río ha forjado durante años en un salto de 170 m, antes de desembocar, mucho más adelante, en el río Magdalena. Se trata del salto del Mortiño.

Al contemplar esta impactante falla geológica desde una montaña cercana que sirve de mirador natural, o desde uno construido que se asoma como un balcón al precipicio, se puede apreciar la caída, las laderas cubiertas de vegetación, la conformación del cañón y la niebla que se genera a causa del choque del agua contra las rocas.

Durante el recorrido por la zona de San Agustín y el municipio de Isnos se pueden observar varias cascadas y saltos de agua debido a la geografía quebrada, pero el salto del Mortiño es uno de los que sobresalen por su altura y por la facilidad para su observación, razones por las cuales es uno de los más visitados en la zona de la cultura agustiniana.

Este espectáculo natural está ubicado en la vereda El Mortiño del municipio de Isnos. Para llegar hasta allí se debe tomar la carretera hacia Isnos por 5 km y después adentrarse por un camino privado por 500 m, donde también se encuentra una pequeña tienda.